Buscar
  • Calideum

¿Demencia senil? No lo uses más y aprende a ver a la persona




Me sorprende ver, cómo el término Demencia Senil se sigue utilizando y, este uso, muchas veces proviene de profesionales de la salud (medicina, enfermería, psicología...).

¿Cuándo se va a dejar de decir términos como: 'Se ha demenciado' 'Está demenciado' 'Por la edad ya presenta demencia senil'... y muchos otros más?


Por favor, pasemos página. La demencia senil es un diagnóstico desfasado y en desuso. Quedémonos con la palabra demencia.

La demencia es una enfermedad neurodegenerativa que afecta, con mayor probabilidad, a personas mayores de 65 años. No obstante, cada vez se evidencian más casos en población menor de 65. Incluso ya existen casos de personas con demencia a los 40 años de edad. Por lo tanto, deberíamos dejar de usar este término como un hecho exclusivo en personas mayores y, además, pensar que una persona mayor va acabar con demencia es un error y, hasta me atrevería a decir, una conducta edadista.




Existen varios tipos de demencia. La más conocida, la demencia tipo Alzheimer. Existen muchas más como, la demencia por Cuerpos de Lewy, frontotemporal, por Parkinson, vascular... Por lo tanto, tampoco es correcto clasificar todas las demencias como Alzheimer porqué cada tipo presenta una sintomatología distinta y va más allá de las pérdidas de memoria. Afecta a otras funciones cognitivas, como el lenguaje y la atención y, por ello, el abordaje de intervención también es distinto aunque coincida, muchas veces, en su representación pero... no me quiero desviar en diagnósticos porqué aquí lo que interesa es la PERSONA.


¿Cuándo vamos a dejar de decir...'Da igual, ya no se entera de nada' 'Es un muerto en vida'? o vamos a dejar de hablar con la persona que padece esta enfermedad para hablar con su familiar como si no estuviera?

Desafortunadamente, cada día me encuentro con estas prácticas y digo cada día y casi cada hora porqué estoy muy conectada con el sector y lo veo así. Por eso, también me viene esta reflexión: ¿Si padeces una enfermedad, ya dejas de existir? ¿Ya no eres tú? ¿Te has volatilizado? Me gustaría pensar que no. Y no me sirve de excusa de decir que no se entera. Puede que sus capacidades cognitivas ya no estén tan preservadas pero, ¿sabías que para comunicarte con una persona solo te hacen falta los ojos? Mírala a los ojos, tócale las manos para que sepa que estás ahí y que sigue siendo importante en tu vida. No solo la estás respetando a ti misma, sino a ti también. ¿Qué recuerdos más gratificantes tendrás cuándo pienses en esa persona tan querida y cómo te miraban sus ojos o como era el tacto de sus manos?

Eso es un regalo compartido y tan fácil de hacer y recibir...

Piensa que te diría si pudiera hablar como antes...'Sigo aquí' 'Esos ojos nunca me cansaré de mirarlos' 'Eres tú' 'Que manos más suaves tienes' 'Gracias por estar aquí'


Puede que te parezca absurdo comunicar una noticia, hablar de cualquier cosa que solías hablar con esa persona... pero, hazlo! Que no te pregunten a ti como quieres que vaya vestida, cuando es mejor acostarla... que se dirijan a ella y tu, conociéndola responde mirándola. Si te fijas, solo es un cambio de mirada y de posición corporal. Nada más.


Las personas somos más que diagnósticos
39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo