Buscar
  • Calideum

'Quién tuvo, retuvo'

Popular refrán que, al menos yo, he oido en muchas ocasiones para referirse a alguien que conserva alguna habilidad, característica y/o atractivo pese al paso de los años.

Y es que el otro día, pensando en la historia de vida de una persona que vino a verme al despacho, pensé:' Está claro que lo que uno/a ha sido, no se pierde con los años'. Y llegué a esta reflexión porque a través de lo que me iba diciendo me la podía imaginar de joven, tal cual, diciendo las mismas palabras, los mismos gestos y las mismas reflexiones que ahora. A demás, acabo la conversación diciéndome: 'Es qué nena, quién tuvo, retuvo!'



La que sale en la foto es Jane Fonda. La he visto en varias revistas, películas, programas de televisión... y hasta hace dos días no paré a pensar ni buscar una foto de ella cuando era joven. Era preciosa... bien, ¿No os sigue pareciendo muy guapa? Yo sí, pero lo que me fascina es que sigue siendo respetada como una de las grandes actrices de America y lo que tiene más mérito, reivindica su vejez y sus años como parte de la vida... lo único que no me cuadra es que siga anunciando cremas anti-vejez! Eso ya no me gusta tanto...

Pero bien, no os he venido a hablar de belleza y es que, detrás del refrán que encabeza este post se esconde también la reserva cognitiva. ¿Qué es la reserva cognitiva?

La definición de esté término científico lo podéis encontrar fácilmente (relacionado con el famoso estudio de las monjas) en cualquier buscador y por ello, me gustaría definiros con mis propias palabras que es para mi la reserva cognitiva


La reserva cognitiva es todo aquel conocimiento, aprendizaje y experiencia que la persona ha ido obteniendo a través de los años. El hecho de haber podido acceder a unos estudios más que básicos, a una profesión con mucha técnica o simplemente, haber echo uso de los números y las letras de forma muy recurrente, llenan el deposito de la cognición y lo reservan para cuando sea necesario.

Pongo un ejemplo muy ilustrativo, cuando vamos en coche/moto y se enciende la reserva es porque el automóvil ya ha agotado gran parte de su carburante y tiene un pequeño deposito con la gasolina suficiente para encontrar una gasolinera.

Y bien, ¿cómo aplicar este ejemplo a las personas?

Pues es un concepto que a mí me ha ayudado a comprender muchísimo la heterogeneidad de las personas. Porqué las personas pueden evolucionar a nivel cognitivo de una manera diferente a otras, sobretodo cuando hablamos de enfermedades que afectan a estas funciones cognitivas como podría ser el Alzheimer. La evolución de la misma es muchas veces incierta pero sí que cuando el cerebro 'se queda sin combustible, usa su deposito de reserva para seguir adelante'.

Al fin, cada persona ha tenido sus experiencias y las ha vivido de manera muy diferente por mucho que haya vivido en la misma ciudad, haya tenido el mismo entorno que el de al lado... y por eso, no todas las personas podemos responder de igual manera a un deterioro de funciones cognitivas... y a una enfermedad neurodegenerativa. No hay una evolución exactamente igual en una persona que en otra.


Para acabar, quiero poneros el ejemplo de dos personas que tuve el placer de conocer y acompañar, tanto a ellas como a sus familia. P y M eran dos hermanos que les separaban 10 años de edad. Ambos estaban diagnosticado de demencia tipo Alzheimer pero la evolución no fue para nada igual en los dos. M era el más joven pero sufrió un deterioro mucho más rápido. M se dedicó a la jardinería toda su vida y se conocía las plantas y las flores a la perfección. Era un placer pedirle consejo sobre el cuidado de mis plantas! Mientras, P estudió ingeniería industrial y se pasaba las horas montando y desmontando relojes de cuerda. Su lenguaje era mucho más rico y su discurso mucho más coherente durante gran parte de la enfermedad. M, con el paso del tiempo, optó por no hablar mucho y cada vez comprendía menos lo que le decían... aunque el pequeño jardín lo cuidaba como nadie.


Con este ejemplo, quiero deciros también, que la reserva cognitiva puede variar el curso de la enfermedad pero en ambos casos, al conocer bien su historia, nos pudimos adaptar a las necesidades de ambos sin tener en cuenta, únicamente, su nivel de acierto o error en su día a día.


La reserva cognitiva también es la reserva histórica de cada uno

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo